30 noviembre 2010

MI PUEBLO, MI MARAVILLOSO PUEBLO

Hoy José Luís Casas nos presenta con mucha ilusión y un más que merecido orgullo, el pueblo de su padre: QUINTANA DEL PIDIO, donde nació y donde aún tienen muchos familiares y amigos. A José Luís le encanta volver allí por vacaciones, porqué es donde dice que tiene medio corazón y buena parte de sus seres queridos y amigos de siempre.
Su familia (primos, primas, tios y tias -"en la casa grande tengo a mi prima, que es como una madre adoptiva"-) aún trabajan las tierras familiares y luchan por mantener su maravilloso paisaje y envidiable estilo de vida.

Quintana del Pidio es un hermoso pueblo de la provincia de Burgos. Situado en el margen derecho del rio Romejón, está a 70 km de Bugos y a 15km  de Aranda de Duero, a una altura sobre el nivel del mar de 845 metros. José Luís no lo sabe con exactitud pero calculamos que tiene una población que oscila entre los 200 y 300 habitantes.
Las fiestas Las fiestas patronales son el 25 de julio por el patrono Santiago Apóstol y el 8, 9, 10 de septiembre, las más importantes, en honor a Nuestra Señora Virgen de los Olmos.patronales son el 25 de julio por el patrono Santiago Apóstol y el 8, 9, 10 de septiembre, las más importantes, en honor a Nuestra Señora Virgen de los Olmos. José Luís comenta que las Fiestas son maravillosas, que se lo pasa en grande y que merece la pena acercarse al pueblo especialment por esas fechas. "Me pone la piel de gallina escuchar y cantar Jotas al ritmo de los tambores y la dulzaina de mi primo", nos comenta con cierta emoción.

UN POCO DE HISTORIA
La primera referencia documentada sobre Quintana del Pidio se halla en el año 1037, en el mismo año en que Fernando I, rey de Castilla, unió esta corona con la de León. Ese año doña Mayor, una de las señoras más heredadas del reino, entrega una serie de propiedades, que la dama tiene en pueblos de ésta y otras comarcas, al monasterio de Silos.
Entre las villas mencionadas está Quintana. Lo cierto es que, al acabar el siglo XI, Quintana es una Villa perfectamente organizada y con más de siglo y medio de historia a sus espaldas. Se cree que la Villa de Quintana nació como consecuencia de la gran marcha de los condes de Castilla a la frontera del Duero.
Todo este sector de la derecha del río Duero se ofreció con su anchura, tierras, aguas y bosques a los repobladores castellanos que se repartieron formando términos bajo la supervisión de los condes.
A finales del siglo XII, el rey Alfonso VIII cambia el estado jurídico de la Villa: por escritura firmada en Berlanga de Duero, el rey cambia la Villa de Quintana, que pertenece a su realengo, por otros bienes que el monasterio de Silos posee en la Ribera del Duero (en la zona de los campos de Tordesillas) El rey traspasa la villa y sus términos al dominio abadengo del monasterio silense y constituye al abad como señor y administrador en su nombre del municipio. Bajo esta jurisdicción vivirá Quintana hasta 1637.
En 1637 la Villa negoció con la Corona su exención de Silos y la adquisición del villazgo propio. Sin embargo, los monjes de Silos no se consideraron forasteros en la Villa, pues en la segunda mitad del siglo XVII construyeron la casa blasonada que todavía se conserva. En realidad su presencia duró hasta 1835.
La Edad Moderna fue de relativa prosperidad lo que permitió a la Villa dotarse de una hermosa iglesia parroquial, con buenos retablos e imaginería así como mantener con esplendor la Ermita de Nuestra Señora de los Olmos.
Quintana del Pidio contaba en 1843 con 407 habitantes, en un término de 1072 hectáreas. Se denomina endocumentos como lugar de buenas aguas; se reconoce un gran mérito a la parroquia de Santiago y a la Ermita de Nuestra Señora de los Olmos. Se menciona el monte de enebros y de encinas y el cultivo del cereal y de la vid. En 1900, la Villa sumaba 897 habitantes y en 1950 había descendido a 583.

Ver QUINTANA DEL PIDIO en un mapa más grande

Share/Bookmark